Author: L.N. Sayuri Ramos

Doble contingencia: ¿Tu bebé está protegido dentro de tu vientre?

Doble contingencia: ¿Tu bebé está protegido dentro de tu vientre?

Tu bebé aún no respira, se encuentra protegido dentro de la placenta, esto quiere decir que tu también estás respirando por él y por ti. Estas últimas semanas los índices de contaminación han estado altísimos ¿Te habías preguntado qué pasa con tu bebé con esta calidad de aire, particularmente cuando suena la alarma de doble contingencia? Existen muchos contaminantes en el aire que pueden afectar el desarrollo de tu bebé, algunos de ellos son: humo de cigarro, monóxido de carbono, vapores de pintura, limpiadores de uso doméstico, la contaminación y el ozono. Te puede interesar: Tips de alimentación el primer año de vida Si estás buscando embarazarte o estás embarazada, debes estar al pendiente de los riesgos que conllevan los contaminantes de aire internos y externos. Existen estudios científicos que muestran que la exposición a contaminantes de aire como los que se mencionan arriba, aumentan el riesgo de parto prematuro y de bajo peso al nacer. Un bajo peso al nacer conlleva a otros riesgos en mortalidad infantil así como desarrollo motriz y de aprendizaje. …

Tips de alimentación en el primer año de vida

¿Aún no nace tu bebé y dudas en amamantarlo? Una buena alimentación en el primer año de vida se traduce en una infancia saludable y de crecimiento constante. Se ha visto en estudios que la leche materna es el alimento más complejo y beneficioso, ya que contiene componentes nutricionales y otras sustancias que tienen un impacto positivo en el crecimiento, desarrollo y salud integral de los niños, no sólo cuando son bebés sino más adelante en sus vidas. Ninguna fórmula ha logrado tener muchos de los componentes que mejoran el sistema de defensas en los bebés. ¿Aún no te convences? Tu leche materna, es distinta a la de otras mamás, cada mamá produce lo que su bebé necesita. De esta forma, inclusive para bebés prematuros, la mejor opción es la leche materna. Aparte, la leche materna es de más fácil digestión, pues el sistema digestivo de tu bebé aún no está apto para recibir otros alimentos. Por otro lado, el amamantar, genera vínculos entre tu y tu bebé, pues tú eres la proveedora de su …