Health
Leave a Comment

Piedras en la vesícula: ¿Qué son y cómo evitarlas?

¿Por qué salen piedras en la vesícula y cómo evitarlo?

La formación de litos o piedras en la vesícula es una de las enfermedades más frecuentes en el mundo y han llevado a que la cirugía en la cual se extirpa la vesícula biliar sea la más realizada en todo el mundo; en nuestro país las cosas no son diferentes.

Para entender esto vamos a empezar por explicar de dónde surge todo este problema. Como primer punto debemos de entender que la bilis es un líquido que se produce de forma normal en el hígado, se transporta por medio de las vías biliares hacia la vesícula biliar, en donde se almacena y al momento en que realizamos una comida, la vesícula biliar se comprime expulsando toda la bilis de su interior para que viaje nuevamente por conductos biliares hasta llegar a una porción del intestino delgado.

¿Cuál es la función de la bilis?

Es muy simple, ayuda a desintegrar los alimentos, en especial las grasas para que puedan ser absorbidas en el intestino delgado.

¿Quieres conocer sobre cómo prevenir esta enfermedad y los cuidados que debes tener? Clic aquí para agendar tu cita.

¿Por qué se forman piedras en la vesícula y vías biliares?

Como gran parte de las enfermedades gastrointestinales, nuestra alimentación juega un papel primordial, las piedras se forman por un desequilibrio en la formación de la bilis, es decir, la composición de agua, sales biliares y grasas en la bilis cambian haciendo que sea una bilis mucho más espesa, con más sales biliares y permitiendo que se precipite y forme piedras. Todo esto se combina con una alimentación inadecuada, alta en grasas, poca ingesta de agua, periodos prolongados de ayuno y un funcionamiento inadecuado de la vesícula que no permite que vacíe su contenido de forma adecuada. El resultado es un funcionamiento inadecuado que lleva a un proceso inflamatorio que se presenta cada que la vesícula biliar requiere expulsar su contenido, en cada comida que realizamos. 

¿A quién le puede ocurrir esto?

A cualquier persona, sin embargo, las estadísticas mundiales nos dicen que esta enfermedad se presenta mucho más frecuentemente en mujeres, en edad fértil y con sobrepeso y obesidad.

Te puede interesar: ¿Qué hay detrás del cáncer y qué hacer al respecto?

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas clásicos son dolor en la parte alta del abdomen, en la “boca del estómago” y por debajo de las costillas, del lado derecho, que se extiende hacia la espalda y muchas veces se puede acompañar de nauseas, incluso puede llegar al vómito. Normalmente, este cuadro de dolor se presenta después de una ingesta copiosa de alimentos, aunque en muchas ocasiones cualquier alimento puede desencadenar estas molestias. También puede llegar a suceder que no se presentan síntomas tan llamativos y sólo dolor mínimo, malestar o sensación de pesadez después de los alimentos.

¿Qué hacer?

Si presentas cualquiera de estos síntomas lo más importante será acudir a consulta con el médico, él podrá hacer una valoración detallada y hacer las pruebas necesarias para confirmar o descartar la presencia de piedras en la vesícula.

El estudio esencial en esta enfermedad es el ultrasonido, el cual puede confirmar la enfermedad y dar datos muy específicos que ayudan a decidir un tratamiento de urgencia o de forma electiva.

¿Por qué salen piedras en la vesícula y cómo evitarlo?

¿Cómo se trata esta enfermedad?

Mejorar los hábitos dietéticos será un factor clave, sin embargo el tratamiento quirúrgico es el de elección. La cirugía consiste en quitar la vesícula biliar. Hoy en día, el tratamiento de elección es mediante cirugía de mínima invasión o cirugía laparoscópica, la cual permite una recuperación mucho más rápida ya que se utilizan 3 o 4 heridas menores a 1 cm.

Es importante no dejar de lado estos síntomas ya que esta enfermedad puede llegar a tener complicaciones como son: la infección de las vías biliares, la obstrucción de las vías biliares o la inflamación del páncreas. En estos casos el tratamiento es mucho más complejo y con mayores riesgos. No dudes en consultar a tu médico especialista, cirujano con experiencia en cirugía de mínima invasión para resolver estos casos.

Te puede interesar: ¿Esclavo de las agruras y la gastritis?

Contacto:

Dr. Luis Fernando Negrete Cervantes

Cirugía General y Laparoscopia

www.gastrocirugialap.webnode.com.mx

5393 5666

luis.f.negrete@gmail.com

Circuito Economistas 113, Ciudad Satélite. Naucalpan, Edo de Mex.

Menciona el código Zentral en tu primera consulta y recibe el 15% de descuento.

Leave a Reply