Lifestyle
Leave a Comment

9 errores comunes que estás haciendo en la cocina y debes evitar

9 errores comunes que estás haciendo en la cocina y debes evitar

La mayoría de nosotros piensa que cocinar es lo único realmente importante que debes saber cuando entras a la cocina. Almacenar la comida, lavar los platos, e incluso asar algunas verduras pueden parecer tareas sencillas que damos por hecho, sin embargo, toma en cuenta estos errores comunes que (seguro) estás haciendo en la cocina y que debes evitar.

1. Guardar todas las frutas y verduras en el mismo cajón de alimentos perecederos

Piensa dos veces antes de hacerlo, ya que debes saber que algunas frutas emiten gas etileno, el cual puede ocasionar que las verduras que se encuentren en la cercanía maduren prematuramente y se echen a perder más rápido.

9 errores comunes que estás haciendo en la cocina y debes evitar

¿Qué hacer?

Separa las frutas en un cajón, las verduras en otro y trata de no atascar un mismo cajón con demasiados alimentos. TIP: Deja los jitomates, duraznos, ciruelas y nectarinas completamente fuera del refrigerador, así ganarás espacio y estos frutos realmente no necesitan estar a una temperatura tan baja.

2. Guardar la comida caliente en tuppers de plástico

Seguramente piensas que por guardar inmediatamente la comida en el tupper la comida va a estar libre de bacterias o polvo que pueda encontrarse en el ambiente. No estás equivocado, pero toma en cuenta que existe un riesgo bastante grande al guardar comida caliente en tuppers de plástico: este material libera sustancias químicas, tóxicas para la salud, cuando aumentan su temperatura, o bien, entran en contacto con agentes agentes externos a una alta temperatura, en este caso la comida.

¿Qué hacer?

Invierte en contenedores de vidrio, cerámica, o bien, coloca la comida en un plato mientras se enfría, antes de guardarlo directamente en el tupper.

3. Utilizar hasta la última hojita de especias antes de comprar nuevas

Estamos de acuerdo que no debemos desperdiciar comida, y particularmente las especias, que no resultan ser lo más barato del supermercado. Sin embargo, cuando pasan más de dos años en tu alacena empiezan a perder su sabor y aroma. A menos que tengas un restaurante o una familia muy grande, es posible que las especias se queden un largo rato guardadas.

¿Qué hacer?

Compra porciones más pequeñas, y al pasar dos años deshazte de las especias más viejas.

Te puede interesar: Los beneficios nutricionales de los frutos rojos

4. Abrir la puerta del horno para checar la comida

Nadie quiere quemar la lasaña o el panqué de naranja que se está horneando en el horno. Pero constantemente estar abriendo la puerta del horno para checar la comida es una mala idea, ya que puede ocasionar que la comida se cocine disparejamente y que le tome más tiempo del esperado.


¿Qué hacer?

Opta por checar sólo una vez en total, y dado que la mayoría de los hornos no cocina parejo, checar la comida puede ser una buena oportunidad para rotar el molde. TIP: en lugar de estar abriendo la puerta, enciende la luz del horno para alcanzar a ver cómo va la cocción.

5. Almacenar comida sobre el refrigerador

Si no tienes mucho espacio en la alacena, guardar comida sobre el refrigerador puede parecer buena idea. Pero toma en cuenta  que el refrigerador libera calor, y el calor sube. Por lo mismo, la comida que se encuentre encima de este mueble estará expuesto a mayores temperaturas que pueden provocar que se eche a perder mucho más rápido.

¿Qué hacer?

Procura encontrar otros espacios para almacenar comida. Siempre puedes reacomodar muebles y cosas, y es mucho mejor hacer eso que esperar a que la comida se eche a perder.

Te puede interesar: Las frutas y verduras que siempre debes comprar orgánicas

6. Utilizar aceite en aerosol

Sabemos que es una manera fácil y limpia de cocinar, que evita que tardes horas tallando los sartenes y que muchas veces contiene menos calorías. Pero toma en cuenta que el aceite en aerosol puede llegar a contener polidimetilsiloxano o diacetil, agentes químicos que tienen un efecto negativo sobre nuestra salud.

¿Qué hacer?

Sáltate el spray y utiliza una cucharadita de mantequilla sin sal, aceite de canola o de coco.

7. Rostizar las verduras a altas temperaturas

Muchos de nosotros pensamos que un horno que caliente muy rápido y a altas temperaturas es la respuesta para obtener verduras y alimentos súper crujientes. Sin embargo, este tipo de hornos pueden llegar a provocar que el exterior de los alimentos se queme, antes de que incluso el centro se cocine completamente.


¿Qué hacer?

No existe una temperatura ideal para rostizar los vegetales, particularmente porque ésta depende de la cantidad y el grosor de las verduras. TIP: Evita saturar el molde para darle suficiente espacio a cada pieza, y lograr que todas y cada una logre una textura crujiente y caramelizada.

8. Meter los cuchillos a la máquina lavaplatos

¿Te preguntas porqué alguna vez tus cuchillos eran tan filosos que podías usarlos como herramientas de defensa personal, y hoy en día no cortan ni un jitomate? La respuesta en la mayoría de los casos se debe a que los cuchillos los metemos a la máquina lavaplatos, los cuales lavan con gran presión. Además, el detergente que estás usando puede ser en exceso abrasivo que puede llegar a eliminar lo filoso de tus cuchillos.

¿Qué hacer?

Para mantenerlos filosos por más tiempo, límpialos en el lavabo, en agua caliente, con mucho jabón y con una esponja o trapo. Sécalos inmediatamente y guárdalos, ya que si los dejas secar, pueden entrar en contacto con otras superficies que pueden quitarles lo filoso.

9. Lavar las frutas y verduras tan pronto llegas a casa

Lavar las frutas y verduras al llegar a casa significa que estás listo para consumirlas. Si por otra parte, decides guardarlas y dejarlas algunos días en el refrigerador, probablemente se echen a perder más rápido.


¿Qué hacer?

¡Es muy sencillo! Sólo espera hasta que vayas a consumir las frutas o verduras y lávalas justo antes de comerlas. De esa manera, se mantendrán frescas por más tiempo. TIP: Cuando se trate de champiñones u hongos, evita lavarlos. Mejor utiliza un trapo húmedo para quitarles la tierra y mugre que puedan traer.

Te puede interesar: ¿Qué tipo de leche es ideal para ti?

Estos errores comunes que estás haciendo en la cocina y debes evitar son sólo algunos de muchos otros que podemos llegar a realizar. Tómalos en cuenta y evita algunos malos hábitos que pueden llegar a afectar tu salud.

Leave a Reply