Los más leídos, Moms
Leave a Comment

Baby-led weaning: Una nueva forma de alimentar a tu bebé

baby-led weaning

Tradicionalmente los bebés de 6 meses en adelante son alimentados con productos semisólidos en consistencia de purés para posteriormente avanzar y otorgarles alimentos de consistencia más solida, machacados, picado fino, y alrededor de los 12 meses, el infante debe estar integrado a la dieta familiar, con productos totalmente sólidos.

Algunos países como Nueva Zelanda, Inglaterra y Canadá han adoptado nuevas técnicas para alimentar a los infantes de 6 meses en adelante llamado baby-led weaning. Esta técnica consiste en otorgarle al bebé alimentos completos, sólidos y en trozo y dejar que él, por si mismo, los manipule y los lleve a su boca al contrario de la alimentación complementaria en la que los purés son la forma inicial y principal de alimentación y se otorgan por medio de una cuchara.

baby-led weaning

¿Cuál es el objetivo del baby-led weaning?

Permite al bebé controlar la cantidad de alimento que quiere consumir y con esto regula de mejor manera estados de hambre y saciedad. Mientras que en la alimentación complementaria tradicional la madre o el cuidador establecen la cantidad de alimento que va a llevar cada cucharada, el bebé no tiene contacto directo con él.

Te puede interesar: ¿Cómo regresar a tu peso habitual después del parto?

¿Cuál es mejor?

Al ser un técnica nueva y poco estudiada, el baby-led weaning ha causado mucha controversia desde 2015 ya que muchos expertos afirman que puede llegar a ser peligroso para el bebé por el riesgo de atragantamiento, deficiencia de energía y de nutrimentos como el hierro. A la vez, permite que el bebé, como ya se mencionó anteriormente, regule y decida la cantidad de alimento que en ese momento desea consumir. Por otra parte, acelera el desarrollo motriz y de habilidades en comparación con la alimentación tradicional.

Debemos de recordar que todos los bebés a partir de los 4 a los 6 meses están en alto riesgo de presentar deficiencia de hierro ya que si están alimentados exclusivamente con seno materno y no fórmula láctea- sucedáneo de leche materna, la cual no abastece por si sola los requerimientos diarios del mismo. Es por eso que la alimentación complementaria es primordial para evitar dicha deficiencia.

baby-led weaning

La alimentación complementaria, si se realiza adecuadamente, garantiza la mayor parte de los macronutrimentos y energía que el bebé necesita para continuar creciendo adecuadamente. Si se realizan malas prácticas, podemos favorecer el incremento de peso innecesario y acelerado en el bebé o, al igual que en el baby-led weaning, tener deficiencias nutricionales relacionadas. Las que se presentan con mayor frecuencia son deficiencia de hierro, zinc y vitamina B6.

Si te gustó este artículo te invito a que lo compartas y ayudes a más personas a llevar un estilo de vida saludable.

Te puede interesar: Ventajas de ser papá joven

 

Rocío Landa Jiménez es Nutrióloga Clínica pediátrica.

Contacto:

r.landa@nutriclinicpro.com 

0445543407662

Nutriclinic- Consultorio en calle Pestalozzi 1204- 205. Del Valle. Ciudad de México.

Menciona el código Zentral en tu primera consulta y recibe el 15% de descuento.

Leave a Reply