Lifestyle
Leave a Comment

Aprende a decir que NO

Aprende a decir que NO

Aparentemente decir que NO es muy sencillo, pero la gran mayoría de las personas en el mundo laboral está frustrada por las decisiones que toma. La sociedad nos ha impuesto decir sí a todo… Jamás rechaces una invitación (no vaya a ser una propuesta de trabajo), acepta el sueldo que te ofrecen (es mejor que nada) o ve a esa taller de capacitación (aunque comprometas tus fines de semana y no tengas tiempo para descansar).

Pero, ¿por qué sucede esto? ¿Por qué no podemos decir que NO queremos tal o cual cosa? En un principio se debe a que no nos sentimos realmente libres de decidir, y tenemos que aceptar lo que nos presenten. Pero más allá de eso, sentimos que el decir que no es cerrarnos las puertas automáticamente, y por eso aceptamos ese trabajo lejano de casa, aunque implique desplazarnos un total de 4 horas por día.

Eso sí, si seguimos por ese camino no vamos a llegar a ningún lado.

1. Controla tu tiempo y tus emociones

Si tienes control sobre tu tiempo y lo que haces con él, puedes planear actividades deportivas, recreativas, meditativas o sociales. Claro, si tienes un trabajo de tiempo completo te has comprometido a dedicarle ciertas horas de tu día a ese empleo, sin embargo tu jefe no es tu dueño y no debe obligarte a realizar actividades fuera de tu horario. Por otra parte, al controlar tu tiempo evitas frustraciones o ansiedad de no poder hacer cosas que a ti te gusten. Vive tranquilo y lo que concuerde con tu manera de pensar, síguelo. Lo que no, deséchalo.

Aprende a decir que NO

Te puede interesar: 5 maneras de lograr tus metas

2. Mejora tus relaciones

Puede parecer extraño que decir “no” ayuda a mantener nuestras relaciones interpersonales intactas o incluso a mejorarlas. ¿Pero por qué? Cuando ya no tienes energía, realmente no tienes tiempo o no quieres asistir a alguna junta, cita con amigos o reunión familiar, tienes toda la libertad de decir no.

Aprende a decir que NO

Normalmente, aceptamos invitaciones aún cuando sabemos en lo más profundo que no nos hace felices, por las razones que sean, y pensamos que se molestarían con nosotros si no aparecemos. Pero, ¿a quién le importa? A nadie debería, y a nosotros menos. Al final, lo importante es marcar límites propios que nos sirvan para saber cuándo decir que sí. Lo cual nos lleva al siguiente punto.

3. Di que sí a lo que sí quieres

También es importante decir que sí a lo que realmente SÍ queremos. Esto aplica no sólo en el trabajo o en la carrera profesional, sino a veces también en la vida personal. Podemos, por ejemplo, llegar a encontrarnos en una situación en la que nos hayan invitado a muchos eventos o reuniones, y simplemente estamos tan saturados que por tiempo no podremos atender todos. Y sí, al final vamos a tener que sacrificar algo. Por lo mismo, es importante que sepamos lo que más nos importa.

Aprende a decir que NO

Practica diario decir que NO a alguna actividad o tarea. No te justifiques y no te culpes. Aprender a decir que NO es un ejercicio sano para nuestra alma y para saber poner límites. Observa cómo te sientes y si te hace sentir mejor o peor.

Te puede interesar: 6 tips para incluir la meditación en tu vida

Leave a Reply